ABRAMOVIC Y LA PERFORMANCE

ABRAMOVIC Y LA PERFORMANCE

                              ABRAMOVIC Y LA PERFORMANCE

Maria Abramovic ha sido galardonada con el premio Princesa de Asturias de las Artes 2021. Su trabajo se ha desarrollado en el terreno de lo que se ha dado en denominar Performance. 

¿Que es performance?: “La performance reemplaza la acción para designar las realizaciones públicas que proponen los artistas, pertenecientes a corrientes que requieren la presencia de espectadores para llevar a cabo sus obras. Es una forma artística que combina elementos del teatro, la música y las artes visuales”. 

¿Que es la performance según Maria Abramovic?: “Abramovic utiliza la performance como un símbolo que representa el poder de la constancia, la disciplina y el autocontrol”.   

Pero, para que nos vayamos aclarando, he aquí un ejemplo de una de las “obras de Arte” que hacia Abramovic con su pareja: “…. idearon Death self (La muerte misma), en la cual ambos unían sus labios e inspiraban el aire expelido por el otro hasta agotar todo el oxígeno disponible. Exactamente 17 min. Después del inicio de la performance ambos cayeron al piso inconscientes, ya que sus pulmones se llenaron de dióxido de carbono. Esta pieza exploró la idea de la habilidad del individuo de absorber la vida de otra persona, cambiandola y destruyéndola”. Otra de las performances de Abramovic y su pareja consistía en que para entrar a no se que acto, era obligatorio pasar, entre ellos desnudos. Si, ya se que estais pensando en lo inoportuna que hubiera sido una erección.

Parece que se trata de “invadir” el espacio del público para realizar, allí, acciones premeditadas, según un guión, que atraigan la atención de la gente con el ánimo de transmitir un mensaje. Y con este ánimo se realizan intervenciones muy chocantes y hasta peligrosas. 

En un momento, algunos “artistas”, impulsados y manejados por hábiles mediadores, se dedicaron, como camino mas rápido y rentable para alcanzar la fama …..y el dinero, al “epater le bourgeois” y en su escalada de propuestas, cada vez mas osadas y extravagantes han puesto ya muy difícil que ese pobre burgués se escandalice de algo.. 

La casualidad me llevó a ver, en Londres, la exposición Sensation, en 1997, de los Young Artists. Ya sabeis, los de los tiburones y tal. Se entraba a la exposición por un hueco en el suelo de una pared, por el que yo, tuve dificultad para entrar, así que muchos burgueses se quedarían fuera. Allí empezó todo; pero aquello era un juego infantil para lo que ha venido después. 

“Hay gente pa too”, que dijo El Gallo cuando le presentaron a Ortega y Gasset y le dijeron que era filósofo.

Como “artistas” de performances, que hablaban en verso sin saberlo, se me ocurre el espectáculo, en la plaza del pueblo, de la cabra que sube una escalerita mientras su dueño toca la trompeta. O el de “Ha llegado Zampanó”, de La Strada, cuando, tambien en la vía pública, rompía un eslabón de la cadena que le aprisionaba el tórax. Con gran peligro para la integridad del artista como gritaba Gelsomina.

Pero amigos, la performance ha sido entronizada como una de las Artes porque tiene, en grado superlativo, eso sin lo que, ahora, nada tiene valor ni sentido. Tiene dentro un mensaje que los profundos e imprescindibles exégetas nos desvelarán. Un mensaje que, oh casualidad, es una de esas “recetillas”  con las que sus muñidores pretenden acabar, en esta generación, con nuestra torpe civilización y llevarnos, por fin, a las verdes praderas de lo politicamentecorrecto.  

Han convertido el Arte en un mensaje cifrado. No tiene ningún valor si no responde al:  ¿Que quiere decir?. Así que vosotros, pobres bartolillos que os cerrais en el estudio buscando la belleza, dejad de quejaros de la incomprensión, salid a la plaza, apuntaos a la parrafada y decidnos, de una vez, que quereis decir.

Y vosotros, escandalizados burgueses, dejaos de debatir, como quieren ellos. sobre la esencia, ¿es esto Arte?.  Haced lo que yo, admitid como Arte todo lo que se os proponga como tal y esperadles a la vuelta de la esquina del “me gusta o no me gusta”. Y punto.

Jesús Carasa. Pintor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *