ESTO NO ES DEMOCRACIA

ESTO NO ES DEMOCRACIA

                    ESTO NO ES DEMOCRACIA

Cuando algún “listo” nos insulta con la coña de que “tenemos los políticos que nos merecemos” salto a la polémica con el ímpetu con el que otros saltan a bailar si oyen “Paquito el chocolatero”. Me indigna oír esa acusación cuando, encima, el poder nos ha sido usurpado, una vez mas, como siempre ha sido desde el principio de la humanidad. El pueblo solo lo ha gozado durante la media hora posterior al derribo de los que se lo habían arrebatado. Después, nuevos especialistas en engatusar, seducir, embaucar o tiranizar, toman el poder, en su nombre y vuelta a empezar.

Democracia es el sistema político que defiende la soberanía del pueblo y el derecho de este a elegir a sus gobernantes. Pero, ahora, el pueblo no manda, los partidos políticos han tomado vida propia y con el invento de “la democracia representativa”,  lo marginan, se adueñan del poder y se lo reparten. La alternancia no alivia el espolio pues todos forman parte de la confabulación. 

Hace tiempo que se convirtieron en máquinas de poder, abandonando su función de aparatos electorales con la misión de buscar y ofrecernos a los mejores, estén donde estén. ¿Por qué el pueblo se ha de conformar con menos?.

Vuelvo a poner, como ejemplo, a la democracia “directa” suiza en la que los  escasos políticos carecen de relieve y el pueblo expresa su voluntad, en asiduas consultas, sobre temas que le atañen. Mirarse en ese espejo evidencia, demasiado, defectos y carencias por lo que, en toda Europa, se ignora o se oculta. Vayamos, hoy, al sistema americano.

Todos vivimos expectantes, cuando llegan, las elecciones americanas. Vemos,  saltar a la palestra, personajes, a veces, desconocidos y hasta sin ninguna experiencia política, pero que tienen, detrás, un prestigio y un curriculum importante, que esperan que el pueblo reconozca como suficiente para gobernar su nación. Son empresarios, juristas, profesores ….. y también políticos.

Se empeñan en una lucha encarnizada (Las Primarias), durante la que exponen, al pueblo, sus méritos, mientras los contrarios desvelan, cruelmente, sus defectos. Y se autofinancian la campaña con ayuda de sus seguidores. Los partidos se mantienen al margen y solamente intervienen para apoyar, decididamente, cara a las elecciones, a aquel que, comenzando desde cero, gana las primarias de su partido. En fin, un gran ejemplo a seguir. No cabe duda de que allí, el pueblo, elige entre hombres valiosos, salgan de donde salgan. Si la nación no está a la altura….es otra cuestión.

En cambio nuestro sistema es malo y ha ido a peor. Los partidos no buscan a los mejores y hasta los rechazan. Vemos que el mérito no es lo que lleva al poder, que se va ganando, día a día, dentro de ellos, en una cucaña en la que triunfan los mas astutos y/o los mas osados que cuentan, lo vemos avergonzados, con un currículum tan escaso que si la elección se hiciera con criterios de empresa privada, no pasarían ni la primera criba.   

Con Zapatero y la confesión a su mujer: “No sabes la cantidad de gente que podría gobernar España”, empezó la debacle que nos ha llevado a tener unas generaciones de políticos impresentables, porque, efectivamente, Zapatero eligió a sus ministros y altos mandos, no entre los mejor dotados para gestionar sino entre personas que le guardaban una fidelidad perruna activada por el convencimiento de que nunca hubieran podido soñar con llegar tan alto. Todos sabían que estaban ahí por eso.

Y la cosa sigue. Ahora, como entonces, las personas que nos gobiernan son de tan baja calidad profesional y carecen, hasta tal punto, de aptitudes y experiencia, que parece que hayan sido elegidos, entre el pueblo, por sorteo. Y tienen tan poco que ofrecer que han desistido de convencer al pueblo y se dedican, secundados por los sistemas de comunicación, a engañarlo, sectarizarlo y azuzarlo contra conciudadanos, que tienen los mismos intereses, pero a los que convierten en enemigos a base de inventarles agravios o envenenarles diferencias de opinión. Es el camino fácil de la mentira. Y en este juego, podría írseles la mano y serían capaces de llegar hasta….. 

Jesús Carasa (7-9-20) Pintor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *