FRACASO DE LA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA

FRACASO DE LA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA

FRACASO DE LA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA

Recalco lo de representativa pues son ellos, nuestros “elegidos”, los que la han hecho fracasar. Dijo Ortega que España tenía un problema para segregar a sus élites pero, en este momento, ese problema es de todo el mundo democrático.

Se que me repito, pero los dos últimos, importantes asuntos de EE.UU., la  nefasta dirección de la lucha contra la pandemia y el asalto al Congreso, son de difícil digestión.

Creo que estos acontecimientos son el culmen, de otros muchos, que nos avisa de que la democracia tal como la hemos vivido, un “ratito” histórico, ha fracasado.

Hemos visto como el individuo MENOS apropiado, un garrulo, arribista, sin preparación, sin respeto a la democracia, con solo egolatría, narcisimo y la ambición de añadir un entorchado mas a su biografía, puede hacerse con el mando de la democracia que, hasta ahora, era considerada como la MAS cualificada y ejemplar.

Y sí, él llevaba razón cuando decía que, del otro lado, hay unos políticos, “una política”, aupada y sostenida por unos medios de comunicación y su retaguardia, que forman un entramado para engañar, sectarizar al pueblo y descalificar a los adversarios con recetillas “progresistas”.  Pero lo suyo, por mas que nazca con la idea de desbaratar este tinglado, es, al fin, la otra cara de la misma moneda. Se convierte en otro camino para llegar al mando mediante las artes de embobar y embrutecer al pueblo, pillándolo descuidado en su quehacer. Y ahora, con la ayuda de las redes sociales, que parece como si hubieran nacido para eso. Ambas partes están en lo mismo, apoderarse del poder, gozar de él y repartirlo. Como los piratas con el botín. 

Cuando se dejan a un lado los escrúpulos morales, la facilidad con que la audacia puede conseguir el poder, en sus distintos peldaños, es muy tentadora y vemos en nuestro país y en muchos otros, a personajes, de catadura increible, intentando la aventura o habiendola culminado con éxito.

Este parásitismo que las democracias han ido incubando en su organismo crece y crece, a sus espensas, nutriendose de la riqueza que al pueblo cuesta tanto crear, embotando su criterio, anulando su creatividad y enfrentando voluntades en vez de aunarlas.

Hasta nace, de vez en cuando, algún movimiento que tiene, como objetivo confesado, acabar con él. Aquí, también, tuvimos uno, que se pretendia encarnado en el pueblo, nacido en un pesebre, en La puerta del Sol, que venía a acabar con los fariseos de “La casta”, esa excrecencia política innecesaria que usurpaba el poder del pueblo. Ya vemos en que ha quedado, en poco tiempo.

Toda esa costra parasitaria debe desaparecer. Ellos han inventado su propia necesidad. Los que gobiernan tienen que tener una capacidad y preparacion contrastada. Son los funcionarios de alto nivel, a los que se les somete a durísimas pruebas de competencia…..para, luego ser manejados por analfabetos funcionales. Son ellos los que tienen que solucionar los asuntos del dia a dia pues solo necesitan un mínimo enlace con el pueblo.

Como nunca será suficiente repetirlo, vuelvo a Suiza, nación pobre en recursos naturales que está, desde hace siglos, entre las mas ricas del mundo, con una paz inquebrantable, interior y exterior, en la que los políticos tienen un protagonismo mínimo y marginal y en el que se hace, directamente, la voluntad del pueblo, al que se consulta continuamente. Las decisiones importantes, para gobernarlo, no son tan difíciles de tomar. Los políticos las complican o quieren que nos parezcan complicadas.

Ya he repetido mil veces como este ejemplo se mantiene escondido porque perturbaría el negociete de todos los demás.

Y vemos como, en algunas naciónes, aunque sigan manteniendo una apariencia que solo puede engañar al que quiera ser engañado, ha aparecido, ya, aquello hacia lo que este tinglado se dirige, la tiranía. El poder del pueblo ha sido, una vez mas usurpado y ya queda poco de representativa ni de democracia. La política se ha convertido en la lucha de los partidos por el poder y sus prevendas. Y el pueblo, como siempre, a trabajar, a joderse, a callar, y…a pagar la cuenta.

Jesús Carasa (17-1-21) Pintor y Escritor. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *